Capítulo Criminológico, Vol 36, No 1

Algunas consideraciones para definir a la policía como una organización eficiente: Planificar la función policial

Nathalie Carrillo Gómez

Resumen


En general, el desenvolvimiento de una institución pública o privada se encuentra mediado por ciertos elementos cuyo estilo de aplicación y ajuste cultural determina la consecución efectiva de sus metas. Variables como la estructura organizativa, objetivos, recursos materiales y humanos, clientela y comunidad, permiten detectar la posibilidad de definir a una institución como una organización efectiva. Estudios realizados acerca del estilo gerencial y cultura organizacional en empresas públicas y privadas de Venezuela, denotan la preferencia de su gentilicio por estructuras jerárquicas, con destacada importancia hacia la obediencia, seguimiento y control de las actividades desarrolladas por los empleados. Además, de cierta tendencia a diagnosticar y planificar, pero con escasa orientación para ejecutar con dedicación y constancia. Esto último, es característico de la visión cortoplacista del venezolano y explica su entusiasmo por los llamados operativos que son de corta duración y habitualmente producen resultados positivos. En el caso de los cuerpos policiales, los aspectos antes señalados no discrepan de su estructura y cultura organizativa. Sin embargo, es preciso añadir al análisis otros elementos asociados a su estructura que implican el contexto interno y externo donde la policía se desenvuelve. Asimismo, sugerir procesos de planificación y evaluación de resultados, como guías de desarrollo y consecución efectiva de objetivos institucionales y colectivos. Hax y Majluf (1996) proponen, desde un ámbito netamente empresarial, la visión estratégica como estilo gerencial donde la planificación estratégica ofrece ventajas importantes para la efectividad institucional, puesto que permite establecer metas con sus respectivas estrategias operativas, alcanzables en períodos de tiempo específicos y susceptibles de evaluación. En este sentido, la función policial requiere de procesos de planificación de actividades cuyos resultados se traduzcan en indicadores de gestión, que admitan comparaciones con estándares preestablecidos. Indicadores que puedan ser evaluados periódicamente y comparados con tales estándares, para así definir áreas y niveles de efectividad de la policía a la vez de señalar desviaciones sobre las cuales se deban tomar acciones preventivas o correctivas, según sea el caso.


Texto completo: PDF

Universidad del Zulia /Venezuela / Capítulo Criminológico / revistacapitulocriminologico@gmail.com /ISSN: 0798-9598

ReviCyHLUZ

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.